MITOLOGÍA  NÓRDICA



- Introducción:

Segun los mitos de los antiguos nórdicos sobre la creación, la formación de chispas de los fuegos incandesentes de Muspelsheim creó los cuerpos celestes en el Universo

Las fuentes de conocimiento de la mitología nórdica son principalmente las Eddas, que eran textos mitológicos, religiosos, heróicos y poéticos que datan, en el Codex Regius que los conserva, del siglo XIII. Por lo visto estos poemas eran aprendidos de memoria por los poetas antes de que existiera el lenguaje escrito. Eran utilizados en ceremonias iniciáticas de la pubertad a la edad adulta en las que el neófito debía identificarse con la figura del dios protagonista, que a menudo era Odín, y pasar por las pruebas que el dios había establecido y superado. Estas Eddas estaban divididas en: la Edda Mayor y la Edda menor.
La Edda Mayor, que es también la más antigua, es una colección de poemas anónimos. El idioma es islandés y data del año 1000 o incluso antes. Se pueden dividir los poemas en dos grupos: poemas míticos que hablan sobre la creación y el fin del mundo, y los poemas heróicos que hablan principalmente sobre Odín y Thor.
La Edda Menor es también llamada la Edda de Snorre Sturluson quien lo escribió alrededor de 1220. Es un manual de poesía para los escaldos. Consta de tres partes:

  1. Gylfaginning: Es una descripción de la mitología, es decir el mito de la creación del mundo, de los dioses y de sus vidas. El propósito de contar los mitos era dar a los escaldos la base de su poesía.

  2. Skáldskaparmál: Es una presentación sistemática del lenguaje de los escaldos, y contiene asimismo muchas citas de poemas de escaldos denominados y anónimos.

  3. Hattal: Significa registro de metros. Consta de una poema de 102 estrofas, cada una con su propia peculiaridad métrica o lingüística, mostrando así las reglas del lenguaje poético. El poema más famoso de las eddas tal vez sea el Voluspá, o Profecía de la Vidente, en la cual se narra el interrogatorio de Odín a una bruja muerta a la que resucita para que le cuente el destino de los dioses (el Ragnarok).



Edda


- El Mito de la Creación u Origen del Mundo:

Al principio, érase el frío y el calor. El frío era Nilfheim, un mundo de oscuridad, frío, niebla, el reino del hielo eterno. El calor era Muspell, el reino de fuego, luminoso y caliente. Allí vive Surtur, el fuego, que saldrá en el fin del mundo con su espada llameante a acabar con los dioses. Entre estos dos mundos existía un gran vacío llamado Ginnungagup. En Ginnungagup se encontraba la fuente de Hvergelmir, de la cual se alejaban 12 ríos helados, y cuando el río Eliagavar se alejó lo suficiente, comenzó a derretirse debido al efecto del calor de Musspell. El hielo se fundió y de él surgió primero, el ogro Ymer, el padre de la estirpe de los Gigantes de Hielo, y después la gigante vaca llamada Audumbla, de cuyos cuatro ríos de leche se alimentó Ymir. Ymir se durmió y sudó, de su mano izquierda surgió una pareja de gigantes, y de sus pies un hijo. Ese fue el origen de los "gigantes de escarcha", también llamados yotes. Audumbla vivió lamiendo la escarcha sagrada de las rocas salobres, de donde surgió poco a poco el primer hombre, Bure, que era hermoso, grande y poderoso, y de él descienden los dioses llamados asas. El hijo de Bure, de nombre Bor, se casó con la hija de un yote, Bestla, y juntos tuvieron tres hijos dioses: Odín, Vile y Ve. Odín y sus hermanos mataron a Ymer, y llevaron el cuerpo de éste al centro de Ginnngagap, donde lo despedazaron para formar el universo: de su cuerpo crearon la tierra, de su sangreValkiria o Walkiria o Walquiria el mar y los ríos, de su cráneo el cielo, de sus huesos las montañas, de su pelo los bosques, de su cerebro las nubes, de sus muelas las rocas y de sus cejas un muro alrededor del inhabitable exterior. Debajo pusieron a cuatro enanos para sostenerlo: Nordi, Sudri, Austri y Vestri (los cuatro puntos cardinales). De las chispas que salían del Musspell formaron las estrellas, ordenando sus órbitas. En este nuevo mundo crearon el mundo de los hombres, llamado Midgård. Luego, y para que los hombres no se sintieran solos, crearon en el centro de Midgård el mundo de los asas, Asgård. Midgård, la tierra de los mortales, y el divino Asgård estaban unidos mediante Bifröst, el puente del arco iris que estaba hecho de fuego para que los gigantes no pudieran atravesarlo. En el centro de Asgård crecía un gran fresno llamado Yggdrasil. Yggdrasil fue el árbol de la vida, y si muriera, significaría la destrucción total del mundo. Yggdrasil sostenía el cielo y en su copa vivía un águila, y entre los ojos del águila un gavilán llamado Vederfølner. Por el tronco corría la ardilla Ratatosk pasando noticias e insultos entre el águila el dragón Nidhug que vivía al lado de una de las raíces de Yggdrasil. Cuatro ciervos corrían por sus ramas y el rocío que caía de su cornamenta formaban los ríos del mundo. Yggdrasil tenía tres raíces. Una yacía en Asgård, donde también se encontraba el pozo de Urd vigilado por tres nornas, encargadas de sacar agua del pozo para regar Yggdrasil. Estas tres nornas (diosas del hado) reinaban sobre el destino de los hombres y decidían si vivirían felices o no, sus nombres eran: Urd, Verdandi y Skuld (pasado, presente y futuro). La otra raíz yacía en Jotunheim o el mundo de los yotes (gigantes de escarcha), y aquí se encontraba el pozo de Mimer. Era el pozo de la sabiduría y el que bebía del pozo sabría todo lo pasado y todo lo que vendría. En el fondo del pozo se hallaba uno de los ojos de Odín, quien lo dió en prenda a cambio de sabiduría. La tercera raíz yacía en Niflheim, donde se encontraba también el dragón Nidhug. En Asgård tenía Odín su casa llamada Valhal o Walhall, donde vivían los guerreros vikingos muertos (Einherjerne) y las Valquirias. Las Valquirias eran las vírgenes guerreras o espíritus de guerra de Odín, y las que llevaban a los guerreros muertos a Valhal. Valhal tenía 540 puertas y todas tan grandes que podían entrar 800 hombres a la vez. Su techo estaba cubierto de escudos dorados, encima de los cuales caminaba la cabra Heidrun. Heidrun comía las hojas de Yggdrasil y de su ubre caía la hidromiel que bebían los guerreros. Todos los días los guerreros de Valhal salían al campo de batalla, aunque ahora sin que les ocurriera nada. Si se les caía un brazo o una pierna, las Valquirias lo arreglaban por la noche. Después de la batalla venía el gran festín con mucha comida y bebida. Valhal era una especie de paraíso para los guerreros, algo que les quitaba el miedo a morir. Así se preparaban para la última batalla, el día de Ragnarok, "el crepúsculo de los dioses", el día del fin del mundo.
El gigante Narfi vivía en Jötunheim (Jötum = gigante). Fue el padre de Nott (la Noche), negra y oscura como su estirpe. De Naglfari tuvo a Aud, de Annar a Jord, la Tierra, de Delling (Brillante), de la estirpe de los Ases (Dioses) tuvo a Dag (el Día), luminoso y bello como su padre. Odín, Padre de todos, les dio caballos y carros para que recorrieran el cielo. El de Nott se llama Hrumfaxi y humedece la tierra con la espuma del bocado (el rocío). El de Dag se llama Skinfaxi, e ilumina el aire y la tierra con sus crines.
Un hombre llamado Mundilfaeri tuvo dos bellos hijos Luna (el chico) y Sol (su hermana). Ésta casó con un hombre llamado Glen. Los dioses irritados los pusieron en el cielo como conductores de los carros del sol y de la luna, chispas de Musspell. Los caballos de Sol se llaman Arvaki y Alsvidr y son refrescados por las fuelles isarnkol. Luna tomó de la tierra dos niños, Bil y Hjuki, que salieron de la fuente Myrgir llevando la cuba Saerg y la pértiga Simul. Vidfinn se llama su padre. Estos niños se ven aún desde la tierra. Los carros celestes son perseguidos por los lobos Skoll y Hati (el que odia), hijos de Hródvitin y de Gyg la giganta, de cuya estirpe de hechiceras, las Jarnvidur, nacerá Managram, el lobo que se tragará la luna.
Para redondear el tema, debemos agregar también que, el concepto del árbol cósmico, el eje del mundo, se halla por doquier en las mitologías, y en este caso de la nórdica se expresa con especial fuerza, procedente de los indómitos bosques del norte de Europa y de toda la cultura celta/nórdica desarrollada alrededor de la sabiduría del árbol y su simbología para chamanes y druidas.



Odín y Valkirias en el Valhal o Valhalla


Tapete de muro de la Iglesia de Skog


- Los dioses:

  1. Aesir o Asas: Odín, Frigg, Thor, Tyr, Balder.

  2. Vanes o Vanir: Frey, Freyja, Njörd, Skadi, Nerthus, Heimdall, Bragi e Idun, Aegir, Hödr, Sif, Vidar, Vali, Ullr, Forseti, Hermod.

  3. Jötunheim (los malos): Loki, Hel, Fenrir, Yörmungandr.

  4. Dioses Celestes: Hnos, Nótt, Naglfari, Audr, Annarr, Dellingr, Dagr, Mani, Sól, Vár.

  5. Otros dioses: Geljun, Eir, Fulla, Sjöfn, Lofn, Modi, Magni, Thruds, Hoenir, Lódur.



Frey      Heimdall llama con su trompeta a los dioses al Ragnarok.






Yggdrasil


YGGDRASIL


Deidades nórdicas: Thor, Odín, Frigg, Tyr y Loki. Freyja pertenece a los dioses Vanir, los otros eran miembros de Aesir.


Deidades nórdicas: Thor, Odín, Frigg, Tyr y Loki. Freyja pertenece a los dioses Vanir, los otros eran miembros de Aesir."







Copyright © 2004 - Todos los derechos reservados
Juan Noziglia - The Netherlands