DIOSES  DE  LA  MITOLOGÍA  ROMANA



ABUNDANTIA

Entre los romanos era una diosa de la abundancia y el bienestar. Su atributo era un vaso en figura de cuerno y rebosando frutas y flores, que representa la abundancia más conocido como cornucopia.



BACO

Dios del vino, identificado con Dioniso, el dios griego del vino, y con Liber, el dios romano del vino. Hijo de Júpiter, se le suele caracterizar de dos maneras: una como dios de la vegetación, específicamente de los frutos de los árboles, que aparece representado a menudo en los vasos áticos con un cuerno con bebida y racimos de uvas.
Como llegó a ser el dios popular griego del vino y el regocijo, se dice que en algunos de sus festivales se producían milagros en los que el vino era el ingrediente predominante.
La segunda caracterización del dios apunta a los misterios de una divinidad que inspiraba cultos orgiásticos, de los que son ejemplo las ménades o bacantes. Este grupo de mujeres abandonaba el hogar y vagaba por el desierto entrando en un estado de éxtasis en su devoción al dios. Vestían pieles de cervatillo y se creía que poseían poderes ocultos.
El nombre Baco llegó a usarse en la antigua Grecia durante el siglo V a.C. Se refiere a los fuertes gritos con los que se adoraba al dios en las bacanales, frenéticas celebraciones en su honor.
Estos hechos, supuestamente originados en las fiestas de la naturaleza primaveral, llegaron a ser ocasión de embriaguez y de actos licenciosos y disolutos, en los que los celebrantes danzaban y bebían. Las bacanales se hicieron cada vez más desenfrenadas. Por esta razón, el Senado romano las prohibió en el año 186 a.C. En el siglo I d.C., sin embargo, los misterios dionisíacos eran aún populares, como lo demuestran las representaciones alusivas encontradas en sarcófagos griegos.



BELONA

Diosa de la guerra. Se la identifica a menudo con la diosa griega de la guerra Enio. En la mitología posterior, se describe a Belona como la hermana, hija o esposa del dios romano de la guerra, Marte, y a veces como su auriga o musa.
Su templo que se le consagró en Roma en el año 296 a.C., se encuentra en el Campo de Marte, cerca del altar de Marte, fuera de las puertas de la ciudad. Allí se reunía el Senado para recibir a los embajadores extranjeros.
En la columna bélica, situada enfrente del templo de Belona, los feciales -oficiales con función de sacerdotes- realizaban la ceremonia de la declaración de guerra.



CARMENTA

Ninfa de las aguas, poseía el don profético y se considera que fue ella la que escogió el emplazamiento de Roma. Se convirtió en la diosa de los partos.



CERES

Diosa de la agricultura. Ella y su hija Proserpina eran equivalentes a las diosas griegas Démeter y Perséfone.
La creencia griega de que su júbilo al reunirse con su hija cada primavera hacía que la tierra produjera frutos y granos en abundancia fue introducida en Roma en el siglo V a.C., y su culto se volvió sumamente popular, sobre todo entre los plebeyos.
La palabra cereal deriva de su nombre. Su festividad más importante, las Cerealia, se celebraba del 12 al 19 de abril.



CUPIDO

Cupido

Tratándose de un dios mitológico, resulta extraño que Cupido sea representado con la figura de un niño. De hecho, su propia madre, Venus, se sorprendió cuando vio que pasaba el tiempo y la criatura no crecía como era de desear. Así que fue hasta el oráculo de Temis para consultarle su problema, y éste le contestó: "El Amor no puede crecer sin Pasión". Lo cierto es que Venus no acabó de entender esa respuesta... Hasta que nació su hijo Anteros, el dios de la pasión. Cuando estaba junto a él, Cupido crecía hasta convertirse en un apuesto joven; pero cuando se separaban, el dios del amor volvía a su forma infantil y seguía con sus travesuras.
Cupido no solo hacía nacer el amor en los demás, sino que, también él lo experimentó en sus propias carnes. Por aquel entonces vivía en la Tierra una princesa llamada Psique, a la que Venus envidiaba por su gran belleza. Celosa, la diosa decidió acabar con la joven y ordenó a Cupido que se encargara del asunto. Pero su hijo, al verla, se enamoró de Psique y no cumplió con su cometido. Más bien al contrario: se casó con ella.
Como mortal, Psique tenía prohibido mirar a Cupido, y respetó esa norma hasta que un día, incitada por sus hermanas, no resistió más y le echó el ojo a su marido. Eso le valió el castigo de ser abandonada: desde entonces, Psique recorrió el mundo en busca de su amado superando los obstáculos que le ponían los dioses. Finalmente, los del Olimpo se compadecieron de ella, la hicieron inmortal y le permitieron volver a reunirse con Cupido.



DIANA

Diosa de la luna y de la caza. Equivalente latina de la virginal diosa griega Ártemis, Diana era la guardiana de las corrientes y los manantiales y protectora de los animales salvajes. Además, era especialmente venerada por las mujeres, y se creía que aseguraba un parto apacible a sus favoritas.
En la iconografía artística se la representa habitualmente como una joven cazadora, a menudo armada de arco y flechas.
El santuario más famoso consagrado a Diana estaba sobre el lago Nemi, cerca de Aricia.



Diana


ESCULAPIO O ESCULAPIUS

Este es el nombre romanos para el dios griego de la medicina, Asklépios, el cual en el año 293 a.C.con la personificación de una culebra es llevado a Roma para combatir una enfermedad contagiosa y elige la isla Tiber como lugar de residencia. Aquí surge un templo para Esculapio y desde Roma se expande su culto a Ostia, Tibur y Antium De aquí que la figura del palo con la culebra alrededor, es el signo de la medicina.



FAUNO

Fauno

Fauno era un dios pastoral Romano y sería un nieto de Saturno poseyendo dones proféticos lo que inspiraba a los campesinos romanos en el campo, especialmente si tenían pérdidas, talvez esta era la razón de que a veces lo consideraban como descendiente del dios de la guerra Marte.
Los Romanos lo identificaban con el dios Griego Pan. Algunas veces el dios Griego Pan era asociado con el dios Romano Silvano, el dios de la naturaleza salvaje. Tal como su contraparte Griega, él tenía las patas y los cuernos de cabra. Fauno era una deidad oracular. El podía predecir el futuro que le era revelado durante los sueños o por medio de voces supernaturales que salían de arboledas sagradas. También era considerado un gran músico.
Pan estaba cantando en una ocasión y declaró que él era mejor músico que Apolo. Una competencia se realizó entre los dos, con Tmolus sirviendo de juez. Apolo tenía mejor instrumento que Pan, y fue seleccionado como el ganador. Aunque Tmolus seleccionó a Apolo como el ganador, el rey Midas no estaba de acuerdo. Tmolus le convirtió las orejas al rey en orejas de burro como castigo.
En algunas leyendas se identificaba a Fauno con un primitivo rey del Lacio, que enseñó a su pueblo como cultivar y criar ganado.
También se creía que fue él quien introdujo el sistema religioso del país y después de su muerte fue venerado como un dios.



FLORA

Diosa romana que preside la floración y la primavera. Es una de las doce divinidades antiguas a las que Tito Tacio erigió un altar en Roma. En algunas poblaciones itálicas le estaba consagrado el mes de Abril. En Roma, el rey Numa, creó para ella un sacerdote, el flamen florales.
Tras una serie de años desastrosos para las cosechas, su culto cambió y se le erigió un nuevo templo quedando fijada su fiesta el 28 de Abril. En su honor se celebraban unos juegos llamados la Floralia, que duraban hasta el 3 de Mayo. Era tradicional la participación de las cortesanas en estas festividades.
Su culto estaba dirigido a pedir la protección de la diosa para las cosechas. Se le ofrecían sacrificios de ovejas. Ella entregó a los hombres la miel y las semillas de numerosas flores. A pesar de ser una diosa enteramente itálica, Ovidio intenta relacionarla con la mitología griega. Partiendo de una falsa etimología, identifica a Flora con la ninfa griega Cloris. El relato que hace de la leyenda entre Cloris y Céfiro, realmente es una repetición del mito del rapto de Oritía por parte de Bóreas, el viento del norte, existente en la mitología griega. Se la representa adornada con flores. Dentro de la iconografía de esta diosa podemos encontrar el fresco de Stabia, realizado en el siglo I a de C., en Nápoles; "El triunfo de Flora".



FORTUNA

La diosa Fortuna o fors, en Grecia Tyche, era la diosa de la suerte, el azar, la que rige las vidas de los hombres. Representada como mujer, de pie o sentada y que lleva consigo varios objetos, como un timón, una rama de olivo o un caduceo. El culto a esta divinidad fue introducido por Servio Tulio y se le erigió un templo en el Campigdoglio aunque en Roma tuvo varios más, como el Templo de la "Fortuna Virilis", santuarios oraculares de Antium y Praeneste (hoy Anzio y Palestrina).
Cada emperador tenía su propia diosa Fortuna. Era la personificación de la suerte favorable o adversa apareciendo subida sobre un globo que gira, también con una rueda a su lado, aludiendo a las vueltas o cambios que la fortuna regala a los humanos.



JANO

Jano

Dios de las puertas y también de los comienzos, que según los romanos aseguraba buenos finales.
Su principal templo en el Foro romano tenía puertas que daban al este y al oeste, hacia el principio y el final del día, y entre ellas se situaba su estatua, con dos caras, cada una mirando en direcciones opuestas. En todos los hogares se le dirigía la plegaria matutina, y en toda tarea doméstica se buscaba su asistencia.
Como dios de los comienzos, se le invocaba públicamente el primer día de enero (januarius), el mes que derivó de su nombre porque inicia el nuevo año. Se le invocaba también al comenzar una guerra, y mientras ésta durara, las puertas de su templo permanecían siempre abiertas; cuando Roma estaba en paz, las puertas se cerraban.
Existen pocos mitos sobre él, pero gracias a sus extra par de ojos engañó a la ninfa Carna, la cual atraía a los hombres, y una vez que los conquistaba, se escapaba.
Jano no tiene equivalente en la mitología griega.




JUNO

Juno

En la mitología romana, diosa asimilada a Hera, hija de Saturno y de Rea, esposa de Júpiter.
En sus orígenes, divinidad homóloga de la etrusca Uni, personificaba el ciclo lunar. También era relacionada con la diosa griega de la natalidad Eileithyia y nombrada por los romanos como "ella que deja ver la luz a un niño".
Forma parte de la tríada venerada primero en el Quirinal y luego en el Capitolio junto con Júpiter y Minerva (Juno Regina). Poseía diversas atribuciones, pero fundamentalmente era protectora de las mujeres (sobre todo de las casadas), de las bodas y de los partos, como atestiguan sus otros epítetos: Juno Lucina, la que da a luz; Juno Caprotina, diosa de la fecundidad; Juno Pronuba, diosa del matrimonio; Juno Moneta, diosa de los buenos consejos; Juno Sospita, la compasiva; Juno Caelestis, la Astarté de Cartago; Juno Lucina ayudaba a las mujeres en el parto; como Juno Regina era la consejera y protectora especial del Estado Romano.
El primero de marzo se celebra la fiesta dedicada a su nombre llamada "fiesta matronalia".
El nombre del mes de junio proviene del de la diosa Juno.




JÚPITER

Júpiter y Mercurio con Filemón y Baucis

En la mitología romana Júpiter era el rey del cielo y de la Tierra y de todos los dioses del Olimpo como lo era Zeus en la mitología griega. La adoración de Júpiter "Optimus Maximus" (el mejor y el más grande), comenzó bajo los reyes Etruscos, los cuales en 507 a.C. fueran expulsados de Roma. Era venerado como dios de los elementos naturales como: la lluvia, el rayo y el relámpago. También era conocido como el dios de la justicia. El fue nombrado rey de los dioses en una reunión especial después que destronó al dios Saturno y a los Titanes. Con las diosas Juno y Minerva, Júpiter formaba la tríada que constituía el culto central del Estado Romano.
Júpiter le dio a Plutón el dominio del inframundo y a su otro hermano Neptuno, el dominio del Mar. La esposa de Júpiter era Juno, quién era muy celosa de la atención que Júpiter le daba a otras diosas y mujeres.
Los juegos que se realizaban en el Circo Romano eran dedicados a su persona.



MARTE

Hijo de Júpiter, Marte, dios romano de la guerra, símbolo de la fuerza y la energía. Su figura está asociada con la valentía y la masculinidad. Una de las deidades romanas más importantes, se consideraba a Marte el padre del pueblo romano, porque era, junto con Hera, padre de Rómulo y Remo, los fundadores de Roma según la mitología clásica.
Originalmente un dios del año, especialmente de la primavera, los romanos identificaban a Marte con el dios griego de la guerra, Ares.
Los nombres del día martes y del mes de marzo derivan del nombre de este dios.



MERCURIO

Mercurio era el dios-mensajero de Júpiter, y era el dios de los juegos. Mercurio era también el dios de los mercaderes, del comercio y de las historias. Era hijo del dios Júpiter y Maia, la hija del titÁn Atlante. Maia misma era una de las Pléyades, quienes eran las hijas del titán Atlas.
El culto de Mercurio se introdujo en Roma en el año 495 a.C., cuando se le hizo un templo cerca del Circo Máximo.
Mercurio era identificado con el dios Griego Hermes.



MINERVA

Diosa de la sabiduría, hija de Júpiter. Era equivalente de la diosa griega Atenea.
Minerva nació de la cabeza de Júpiter, ya crecida y vestida con una armadura. Cruel y belicosa, era la patrona de los guerreros, la defensora del hogar y del Estado y la encarnación de la sabiduría, la pureza y la razón.
Cuentan los mitos que la tierra, el cielo y los mares se conmovieron con su nacimiento. Minerva fue el gran poder que asistía en todo a Júpiter. De ella partía el consejo, y su voz era escuchada reverentemente en la asamblea de los dioses. Era también patrona de las artes, de la artesanía y de los comerciantes.
Con Júpiter y Juno, era una de las tres deidades principales del Estado Romano.



Minerva y el Centauro


NEPTUNO

Neptuno y sus caballos

Originariamente dios de fuentes y corrientes de agua. El era hermano de Júpiter (Zeus) y de Plutón (Hades).
Después de la derrota de su padre Saturno (Cronos), los tres hermanos dividieron al mundo en tres partes para ser gobernadas por ellos. Júpiter tomó el cielo, Neptuno el mar y Plutón el inframundo. Neptuno tenía fama de tener mal genio. Las tormentas y terremotos reflejaban su rabia furiosa. Era representado como un hombre barbudo aguantando un tridente y sentado en una caracol de mar tirado por caballos de mar. Un día Neptuno vio a la ninfa acuática Anfitrite bailando en la isla de Naxos y se enamoró de ella. Rápidamente le pidió que se casara con él, pero ella se negó. Sin embargo, sin desanimarse por el rechazo de Anfitrite, Neptuno envió a unos de sus criados, un delfín a buscarla. El delfín la encontró, y le rogó mucho por la causa de Neptuno y fue tan persuasivo que la hizo cambiar de parecer. Como recompensa por encontrar y regresarle a Anfitrite, Neptuno inmortalizó al delfín al ubicarlo en el cielo como la constelación Dolphinus.
Neptuno y Anfitrite tenían varios hijos. Entre ellos estaba Tritón cuyo nombre fue dado en 1846 a la luna principal del planeta Neptuno por William Lassell.
Su festival se celebraba el 23 de julio.



PALES

Vieja divinidad romana, protectora de los rebaños, es tan pronto un dios como una diosa; por lo tanto, parece derivar de una dualidad primitiva. A esta divinidad se le consagran las fiestas de las Parilia.



PLUTÓN

Dios de los muertos y de los infiernos, esposo de Proserpina, y equivalente latino del dios griego Hades. Plutón ayudó a sus dos hermanos, Júpiter y Neptuno, para derrocar a su padre, Saturno.
Al dividirse el mundo entre ellos, Júpiter escogió la tierra y los cielos como reino; Neptuno se convirtió en el soberano del mar, y Plutón recibió por reino el submundo, donde gobernó sobre las sombras de los muertos. Se le consideraba originalmente un dios cruel e inflexible, indiferente a las plegarias y difícil de apaciguar con sacrificios.
En los cultos y creencias populares posteriores se acentuaron aspectos más agradables y benéficos del dios.
La versión romana de Hades, Plutón, era más benigna porque se le consideraba el otorgador de los beneficios ocultos de la tierra tales como los minerales y las cosechas, por lo que también era conocido como "Dis u Orcus", el dador de riqueza.



POMONA

Diosa romana de los frutos y los vegetales, su nombre procede de pomum, manzana, fruto.
Ella se paseaba por los jardines de su reino cargando un cesto con manzanas que representaban la vida eterna y junto a los pastores encargada de podar, regar, cuidar e injertar los árboles. Muchos dioses campestres intentaron desposarla, pero ella ignoró a todos cuantos se le acercaban y valló sus jardines con un alto muro. Sin embargo, hubo un dios, Vertumno, que no se resignó a tales desprecio y prometió que se casaría con ella. A tal efecto, se convirtió al mismo tiempo en un pastor, un labrador, un viñador y un segador y se presentó a la puerta de su casa pero no fue recibido por Pomona.
Finalmente, cuando el dios se convirtió en amable anciana y fue accesible para Pomona la convenció, con su elocuencia, de la conveniencia de tal boda. Vertumno se transformó a su apariencia normal y se casaron.



SATURNO

Dios romano de la cosecha y la agricultura. En leyendas posteriores se lo identifica con el dios griego Cronos, quien, después de haber sido destronado por su hijo Zeus (en la mitología romana, Júpiter), huyó y se instaló en el Lacio, Italia, donde gobernó durante la llamada edad de oro, un tiempo de paz y felicidad completa, período en el cual enseñó la agricultura a la gente. Algunos dicen que tenía mas en común con la diosa Démeter.
Durante las fiestas llamadas saturnales, cada 17 de diciembre se rememoraba la edad de oro durante siete días. Todas las actividades se suspendían y se postergaban ejecuciones y operaciones militares. Era un periodo de buena voluntad, dedicado a los banquetes y al intercambio de visitas y regalos.
Un rasgo particular de este festival era la libertad que se daba a los esclavos, quienes durante este tiempo ocupaban el sitio preferencial en la mesa familiar y eran servidos por sus amos.



Saturno y Juno


SILVANO

Dios de los campos sin cultivar y de las selvas, protector del ganado y de los rebaños.
Originalmente una divinidad sin nombre a la que se aludía con el adjetivo silvanus (en latín "que vive en un bosque"), fue identificada más tarde con los dioses pastoriles Pan y Fauno.



SUEÑO

Dios del sueño, hijo de la Noche y hermano gemelo de la Muerte.
Su morada estaba en una oscura cueva en el lejano oeste, donde nunca brillaba el sol y todas las cosas estaban sumidas en el silencio.
Lete, el río del olvido, corría cerca de la cueva, y junto a él crecían amapolas y otras plantas de cualidades narcóticas.
Sueño tenía poder sobre dioses y sobre mortales y es representado a menudo como un joven durmiente que sostiene un tallo de amapola.



TÉRMINO

Protector de las señales y lindes de los campos. Los labradores celebran todos los años, el 23 de febrero, las Terminalia.



VENUS

Originalmente diosa de los jardines y de los campos, pero después identificada con Afrodita, la diosa griega del amor y la belleza. A la perfección de su figura y la pureza de sus características, ella añadía un ademán inocente. En su dulce cara siempre tenía una sonrisa. Venus es identificada también como la diosa del deseo; por eso es posible que el origen de este nombre esté en la raíz sánscrita "van", que significa precisamente deseo, y que da lugar al verbo de movimiento "venire", con el que también se asocia este nombre. En la época imperial, era venerada bajo diferentes aspectos: como Venus Genetrix, se identifica con la madre del héroe Eneas, el fundador del pueblo romano; como Venus Félix, es la portadora de buena fortuna; como Venus Victrix, la portadora de victoria; y como Venus Verticordia, la protectora de la castidad femenina.
Venus era la mujer de Vulcano, dios de la forja de los metales, pero a menudo le era infiel. Entre sus muchos amantes estaba Marte, el dios de la guerra; el bello pastor Adonis, y Anquises, padre de Eneas. Era también la madre de Cupido, dios del amor.



VESTA

Diosa del hogar, venerada en un ámbito doméstico como una divinidad casera.
El santuario público más importante dedicado a Vesta era su templo redondo en el Foro romano, cuyo fuego, según se decía, lo había llevado desde Troya Eneas, el legendario fundador de Roma. El santuario era símbolo de la seguridad de la ciudad y lo custodiaban permanentemente seis vírgenes vestales, sacerdotisas que conservaban encendido el fuego y que servían durante periodos de treinta años sometidas a severas reglas.
A principios de junio de cada año se celebraban fiestas en honor de Vesta, llamadas Vestalia. En cuanto a su imagen, la diosa era asociada con las llamas de su fuego y es representada con una larga túnica y la cabeza cubierta por un velo. En las manos sostiene una lámpara o una antorcha, pero también puede empuñar un dardo o llevar el cuerno de la abundancia. Su equivalente griega era Hestia.



VULCANUS

Esposo de Venus e hijo de Júpiter y de Juno. Su nombre del latín, Volcanus, "Volcán", dios del fuego y el protector de los herreros. Vulcano se identificaba con el dios griego Hefesto en el período clásico. Sus fiestas en Roma, las Vulcanalia, se celebraban el 23 de agosto. Venerado especialmente en Ostia, cerca de Roma, donde se le rendía el principal culto. Es representado con bonete puntiagudo y herramientas de herrero (martillo y tenazas).





Copyright © 2004 - Todos los derechos reservados
Juan Noziglia - The Netherlands